Matricula de Amor. La mejor nota de todas.

Porque se puede ser más inteligente, más ágil con las matemáticas el inglés, lengua, literatura o álgebra; se puede tener mucha memoria o mucha disciplina, o todo a la vez, pero las notas sin amor… no valen de nada. Porque quien mucho sabe y poco quiere, pronto para. Continúa leyendo Matricula de Amor. La mejor nota de todas.

Feliz Normalidad.

La educación que llevamos dentro, la esencia de lo que queremos que sean nuestros hijos en el futuro, la tenemos en nuestras manos y en nuestras decisiones, de ahí aprenden ellos, de lo que nosotros hacemos. Tengamos un poco de tacto entonces. Pongamos nuestro mejor criterio en nuestra mayor responsabilidad: educar personas. Continúa leyendo Feliz Normalidad.

Mamá, Papá… ¡Apagadme la tele, por favor!

Hola mamá, hola papá:

Os escribo esto casi sin querer, pero por favor apagadme la tele, y cuanto antes lo hagáis mejor. No sé cómo hemos llegado a esto, tal vez porque siempre estaba encendida y me atraían los colores; Continúa leyendo Mamá, Papá… ¡Apagadme la tele, por favor!

De profesión: Alma de Casa.

Ni amo de casa ni ama de casa, a partir de ahora todos somos iguales porque todos somos Almas de Casa

Se acabó el eterno debate sobre “quién lleva los pantalones en casa”, ni pantalón ni falda. Se cierra la discusión sobre quién renuncia a más tiempo para atender las necesidades de la familia, quién cuida mejor, quién limpia, quién cocina, quien lava, quién va al pediatra, quién va a las tutorías, quién va a las extraescolares, quién lleva la enfermería encima, quién se pasa más noches en vela, quién… ¿quien?… , porque eres quien pones tu alma y tu entrega al servicio de tu casa en todo lo que haces… ¡O qué pasa! Continúa leyendo De profesión: Alma de Casa.

El silencio de los cobardes. Los cómplices del acoso escolar.

“Ahora lo entiendo todo” dijo el padre de M. cuando pudo ver el vídeo de la agresión a su hijo en el aula; “la culpa no es de ese pobre infeliz que pega e insulta a mi hijo desde hace dos años, lo que más me ha hundido ha sido ver a sus compañeros de clase mirando cómo ocurría todo… y ninguno hacía nada”. Continúa leyendo El silencio de los cobardes. Los cómplices del acoso escolar.

Le llamamos igualdad de género, pero es todo mentira.

Sí, dejemos de mentir más… y sobre todo tan mal.

Porque no sé qué duele más, si negar la mayor o no saber mentir. ¡Qué triste vida de machitos, qué pobre herencia la que hemos recibido y qué desolador ejemplo el que vamos a dejar! El mundo está cambiando… ¡y un carajo!, no hay más mentira que esa, la de las frases hechas a base de migajas de compasión mezcladas con trazas de olvido. Dejemos ya de mentir, de engañarnos y de engañar a las mujeres, seamos valientes, pidamos perdón y digamos la verdad: “nos da miedo y vergüenza ser iguales”, pero no por lo que conlleva, sino por el qué dirán, qué dirán cuando las mujeres se apañen sin nosotros; ya no hay cacerías de mamuts, ni tenemos que fabricar vestidos con pieles de animales, ahora todo viene al vacío y es fácil de abrir, de usar, y de tirar.

futbol

Qué dirán… cuando no nos necesiten salvo para el acto de procrear, Continúa leyendo Le llamamos igualdad de género, pero es todo mentira.

Los pensamientos negativos automáticos, molestan sólo si tú quieres.

Los pensamientos negativos automáticos nos producen miedo, algunos incluso pánico; nos hacen sentir inseguros, distantes, indecisos, pero sobre todo nos provocan un permanente monólogo de reproches, de mensajes desadaptativos que incluso llaman a la puerta de patologías más severas: cuadros depresivos, neurosis, psicosis… Son los parias de nuestro cerebro, pero caemos con demasiada facilidad en sus trampas, en sus seductores mensajes negativos, y no, no es fácil ni es simple aprender a manejarlos, más bien somos manejados por ellos.

Continúa leyendo Los pensamientos negativos automáticos, molestan sólo si tú quieres.

Docentes con corazon de tiza y alma de patio. Gracias por vuestra incansable raza.

Gracias docentes: desde la Educación Infantil hasta la Universitaria.

Gracias por cada tutoría ganada al poco tiempo, ese que nadie te regala.

Gracias por cada acierto, y también por cada fallo que sin querer a veces se escapa.

Gracias por cada día que no has querido faltar con esa gripe estacional o ese dolor del alma.

Continúa leyendo Docentes con corazon de tiza y alma de patio. Gracias por vuestra incansable raza.

La felicidad y la nueva psicología, cuidado con tanta emoción.

Es cierto que somos lo que sentimos, y también que las emociones gobiernan casi todas nuestras decisiones. A lo largo de la vida vamos ampliando nuestro laboratorio emocional personal a golpe de experiencias y decisiones que nos van determinando, avanzando con cada acierto y aprendiendo con cada error. Tanto si nos va bien como si no, vamos desarrollando reglas de vida que nos marcan el camino a seguir desde la infancia; las prioridades de autosatisfacción se ven condicionadas por la edad o mejor, por el nivel de desarrollo madurativo, por la capacidad de autonomía e independencia según cada etapa evolutiva, y por supuesto por el nivel de inteligencia como recurso personal, familiar y social. Continúa leyendo La felicidad y la nueva psicología, cuidado con tanta emoción.

Ferretería La Felicidad. Recambios para el ánimo, el alma… y la calma.

Hola, ¿podemos ayudarte en algo?

En nuestras estanterías encontrarás rollos completos de serenidad -doble de ancho- y un nuevo spray multiusos de paciencia al vacío muy útil y para todo tipo de pausas. Te haremos un descuento suculento según los metros de coherencia que puedas necesitar, y nos ha llegado esta semana una nueva colección de criterios razonados para uso diario, que soportan todo tipo de críticas de la forma más natural. Continúa leyendo Ferretería La Felicidad. Recambios para el ánimo, el alma… y la calma.