Dale la vuelta… ¡Castígate tú!

Castígate tú… con leerle un cuento nuevo, con dedicarle más tiempo, con abrazarle más, mejor y a todas horas; con ponerle flores en su cuarto a traición, con plantar y cuidar un árbol juntos, con compartir un club secreto de lectura,  Continúa leyendo Dale la vuelta… ¡Castígate tú!

Los pensamientos negativos automáticos. La Teoría del Moco.

Los pensamientos negativos automáticos nos producen miedo, algunos incluso pánico; nos hacen sentir inseguros, distantes, indecisos, pero sobre todo nos provocan un permanente monólogo de reproches, de mensajes desadaptativos que incluso llaman a la puerta de patologías más severas: cuadros depresivos, neurosis, psicosis… Son los parias de nuestro cerebro, pero caemos con demasiada facilidad en sus trampas, en sus seductores mensajes negativos, y no, no es fácil ni es simple aprender a manejarlos, más bien somos manejados por ellos.

Continúa leyendo Los pensamientos negativos automáticos. La Teoría del Moco.

Ferretería La Felicidad. Recambios para el ánimo, el alma… y la calma.

Hola, ¿podemos ayudarte en algo?

En nuestras estanterías encontrarás rollos completos de serenidad -doble de ancho- y un nuevo spray multiusos de paciencia al vacío muy útil y para todo tipo de pausas. Te haremos un descuento suculento según los metros de coherencia que puedas necesitar, y nos ha llegado esta semana una nueva colección de criterios razonados para uso diario, que soportan todo tipo de críticas de la forma más natural. Continúa leyendo Ferretería La Felicidad. Recambios para el ánimo, el alma… y la calma.

Me recuerdas a mi mismo, por eso te escribo.

Y serás como yo he sido, un poco grande y un poco pequeño. Sabrás que la vida es más vida desde que tú me hiciste padre, o madre… y cuando crezcas, tus aciertos serán míos, pero tus errores también; verás en ti defectos y virtudes, primero míos y luego tuyos. Tenemos un espejo que nos dibuja el alma en cada emoción, en cada manera, en cada ocasión, y tu reflejo es mi reflejo, mi mejor ejemplo, silueta de lo que un día serás. Continúa leyendo Me recuerdas a mi mismo, por eso te escribo.

El mejor ADN del mundo: Abrazo De Niño

Porque todos necesitamos abrazos que nos aprieten bien fuertes, de esos de los que casi te arrancan un ¡Ay!, de esos que te empujan el alma hasta el corazón y hacen que se sienta su latido en la garganta.

Abrazos de niños, de padres, de madres, de abuelos, de hermanos, de tíos, de primos, de amigos, de vecinos, de conocidos, de desconocidos, Continúa leyendo El mejor ADN del mundo: Abrazo De Niño

Las malas notas: seamos justos, suspendamos todos.

Llegan las notas, y con ellas, como cada evaluación, llegan las alegrías o las penas, la gloria o la derrota, la calma o la angustia. No hay término medio, no hay medias tintas, no hay paz para los suspensos. Continúa leyendo Las malas notas: seamos justos, suspendamos todos.

Ca(N)sada… y con hijos.

Agotadoras e interminables jornadas, unas más emocionantes que otras, unas más decepcionantes que ilusionantes, y otras, las menos, brillantes, quizás. Eternos quebraderos de cabeza para que todo vaya a mejor e incluso para conformarse a veces con un simple “no ir a peor”. Y no es la agenda de cualquier alto cargo, es la rutina de cualquiera que se dedique a esta maravillosa labor de ser madre, de ser padre. Continúa leyendo Ca(N)sada… y con hijos.

Las normas y las formas.

No se puede hablar de educación sin su presencia o en su ausencia, pero tan importante como las normas son también las formas, porque sin nuestro ejemplo no hay movimiento, sin una buena referencia nuestra palabra se pierde en su esencia.   Continúa leyendo Las normas y las formas.

Las Comparaciones: ¿son siempre odiosas?

De las comparaciones se dice que son odiosas, pero… ¿Qué es lo que las convierte en algo negativo?: pues que no sabemos utilizarlas.   Continúa leyendo Las Comparaciones: ¿son siempre odiosas?