Aprender jugando.

Confirmado, jugando se aprende mejor y lo que se aprende se adhiere a nuestra memoria de manera más eficaz; la retención visual, la memoria, la discriminación, la percepción,…todo un compendio de funciones cognitivas que mejoran con tan solo modificar la forma en que se inician nuestros hijos/alumnos más pequeños a la adquisición de las destrezas académicas más formales. Continúa leyendo Aprender jugando.