Tanto educa, educa tanto, ¿Isabel como Fernando?

Isa y Fer tienen dos hijos, la parejita, como ellos querían. Tienen dos trabajos, pero Fer gana más que Isa, cuando nació la niña ella se pidió la reducción de jornada. Isa y Fer no salen de apuros, a la niña ahora le tienen que poner aparatos en los dientes, y no es barato. Tienen dos coches, el de Fer es mejor, el de Isa es de segunda mano. Viven en un piso que se lleva gran parte de sus salarios, y con una hipoteca a pagar en cuarenta años; una responsabilidad para toda la vida, como la de educar a sus dos hijos. Sigue leyendo Tanto educa, educa tanto, ¿Isabel como Fernando?

La fantasía de reagrupación. Infancia y separación familiar.

«Yo quiero que mi madre y mi padre estén juntos otra vez». Esta frase no he dejado de escucharla una y otra vez en los 25 años que llevo ayudando a niños y a niñas a aceptar y a afrontar los procesos de separación y transformación de sus familias. Me confiesan, entre risas nerviosas y lágrimas, que les dejan notas, dibujos, pequeños regalos, falsean comentarios de los unos hacia los otros, niegan la separación de sus padres delante sus amigos o engañan a todos alardeando de ser felices porque: «así tengo dos casas y me hacen más regalos; o separados por lo menos ya ellos no se pelean todo el tiempo». Sigue leyendo La fantasía de reagrupación. Infancia y separación familiar.

Toda separación debería ser un acto de amor. ¿O todo era mentira?

No estamos preparados, no digo ya educados, para lo peor (a veces lo mejor) al tener que interrumpir una convivencia de la cual han nacido hijos. Sigue leyendo Toda separación debería ser un acto de amor. ¿O todo era mentira?